La norma ISO 22716 proporciona directrices para la producción, control, almacenamiento y expedición de productos cosméticos.

Las BPF ( Buenas Practicas de Fabricación) constituyen el desarrollo del aseguramiento de la calidad en las empresas de producción de cosmética.

Siguiendo las pautas marcadas, basadas en criterios científicos, se logra un producto de calidad que cumple con las características exigidas por la legislación o por los clientes.

¿Qué beneficios proporciona el certificado ISO 22716?

  • La garantía de que el producto cumple con las BPF exigidas
  • Mejorar los niveles de gestión, planificación, organización y control
  • Fomenta la mejora continua
  • Asegura la máxima calidad y seguridad de los productos

Beneficios ante los clientes :

  • Mejora la imagen de los productos ofrecidos
  • Genera confianza entre los clientes y consumidores
  • Acceso a nuevos mercados mediante una norma reconocida internacionalmente
Presupuesto